lunes, 17 de diciembre de 2012

Liturgia del sentido común

La catequesis y la teología litúrgica de Benedicto XVI hablan por sí solas

Dice Benedicto XVI:
«Cada día debe crecer en nosotros la convicción de que la liturgia no es nuestra, un "hacer" mío, sino que es la acción de Dios en nosotros y con nosotros.
No es el individuo sacerdote o laico, o el grupo que celebra la liturgia, sino que es sobre todo la acción de Dios a través de la Iglesia, que tiene su propia historia, su rica tradición y creatividad. Esta universalidad y apertura fundamental, que es característica de toda la liturgia, es una de las razones por las que esta no puede ser creada o modificada por la misma comunidad o por los expertos, sino que debe ser fiel a las formas de la Iglesia universal».
Benedicto XVI, Ciudad del Vaticano, miércoles 3 octubre 2012. La catequesis entera: La liturgia, lugar donde vivir la universalidad de la Iglesia

Recuerda esto a la constitución litúrgica del Vaticano II, Sacrosanctum Concilium, cuando dice en su número 22 § 3:
«Nadie, aunque sea sacerdote, añada, quite o cambie cosa alguna por iniciativa propia en la Liturgia».