lunes, 7 de febrero de 2011

Sofismas sobre el preservativo

Aristóteles (384-322 a.C.)
Antes de empezar, y para evitar confusiones, empezaré ofreciendo la definición que el Diccionario de  la Real Academia de la Lengua Española (DRAE) ofrece sobre la palabra sofisma: (Del lat. sophisma, y este del gr. σόφισμα). 1. m. Razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso. De este modo, los tres sofismas que a continuación presentamos sirven para aclarar la existencia de una demasiado frecuente forma de razonar manifiestamente falsa. Todas las conclusiones ofrecidas son, por tanto, falsas.

Los tres sofismas han sido explicitados por un autor que recomiendo vivamente, Monseñor Michel Schooyans, filósofo y teólogo, es miembro de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales y de la Academia Pontificia para la Vida, consultor del Consejo Pontificio para la Familia y miembro de la Academia Mexicana de Bioética. Tras haber enseñado durante diez años en la Universidad Católica de San Pablo, en Brasil, se retiró como profesor de Filosofía Política y Ética de los problemas demográficos en la Universidad católica de Lovaina, en Bélgica. Es autor de alrededor de treinta libros.

Quizá alguno de mis antiguos alumnos de Lógica Filosófica en Bachillerato recuerden mis explicaciones en torno a los distintos tipos de falacias y al peligro del mal uso de la razón y del razonamiento silogístico. Espero que algo quedara en sus mentes... Al menos esto se lo encomiendo a mi amado Don Pablo Domínguez Prieto, q.e.p.d., de cuyas magistrales lecciones aprendí la Lógica que mi pobre capacidad me permitió.

TRES SOFISMAS

PRIMER SOFISMA
Premisa mayor: No usar el condón favorece la difusión del SIDA.
Premisa menor: Favorecer esta difusión es favorecer la muerte.
Conclusión: No usar el condón significa favorecer la muerte.
Este razonamiento tortuoso se basa en la idea de que protegerse significa ponerse un preservativo. Los compañeros pueden ser múltiples. La fidelidad no es tomada en consideración. El impulso sexual está considerado como algo irresistible y la fidelidad conyugal como algo imposible. El único modo de no contraer el SIDA sería el uso del condón.
SEGUNDO SOFISMA
Premisa mayor: El condón es la única protección contra el SIDA.
Premisa menor: La Iglesia es contraria al condón.
Conclusión: Por tanto la Iglesia favorece el SIDA.
Este pseudo silogismo se basa en la equivocada afirmación de la premisa mayor, que el condón es la única protección posible contra el SIDA. Se da por descontada la afirmación que se quiere demostrar; estamos en presencia de una petitio principii: un razonamiento falaz, en el cual las premisas se presentan como algo indiscutible y de las que se deducen las conclusiones lógicas. Se asume como verdadero lo que se quiere demostrar, es decir que el condón constituye la única protección contra el SIDA, lo cual es falso.
TERCER SOFISMA
Finalmente un ejemplo de pseudo silogismo, uno sofisticado del cual deberían darse cuenta los dignatarios políticos y responsables del ámbito educativo.
Premisa mayor: La Iglesia es contraria al condón.
Premisa menor: El condón previene embarazos no deseados
Conclusión/Premisa mayor: La Iglesia está a favor de los embarazos no deseados.
Premisa menor: Los embarazos no deseados llevan al aborto.
Conclusión final: La Iglesia está a favor del aborto.