sábado, 8 de enero de 2011

Jairé, alégrate

María recibió del ángel el saludo χαιρε -alégrate-, un buen comienzo para la Iglesia...

Xe Mapýa, grafito del S. II-III
XE es la abreviatura de jairé o kairé. Para custodiar la casa-gruta de María (gruta del Anuncio), fueron construidas una iglesia judeo-cristiana del siglo I-II); luego una iglesia bizantina (S. V), después un templo cruzado (S. XII), una iglesia franciscana (1730) y por fin la basílica actual (1960). De las excavaciones del padre Bellarmino Bagatti o.f.m. (1955), emergió material con grafitos e incisiones, perteneciente a la primera iglesia judío-cristiana, reutilizado para los fundamentos de la siguiente iglesia bizantina. Sobre el zócalo de una columna se halló la incisión.

Lugar de la pared donde se halla el grafito
El testimonio del grafito es explicado por el papa Benedicto XVI:

«La primera palabra que quisiera meditar con vosotros es el saludo del Ángel a María. En la traducción italiana el Ángel dice: "Te saludo, María". Pero la palabra griega original Kairé significa de por sí "alégrate", "regocíjate". Y aquí hay un primer aspecto sorprendente: el saludo entre los judíos era "shalom", "paz", mientras que el saludo en el mundo griego era "Kairé", "alégrate". Es sorprendente que el Ángel, al entrar en la casa de María, saludara con el saludo de los griegos: "Kairé", "alégrate", "regocíjate". Y los griegos, cuando leyeron este evangelio cuarenta años después, pudieron ver aquí un mensaje importante: pudieron comprender que con el inicio del Nuevo Testamento, al que se refería esta página de san Lucas, se había producido también la apertura al mundo de los pueblos, a la universalidad del pueblo» [1]. Quizás, éste sea el primer documento multi cultural, es decir católico [2].

NOTA:
[1] Benedicto XVI, Homilía de la Misa en la parroquia romana de Nuestra Señora de la Consolación, 18 de diciembre de 2005.
[2] Todo este artículo está tomado de la página web de Kairé.