jueves, 28 de octubre de 2010

Europa: realidad y tarea

Romano Guardini (Verona, 1885-Munich, 1968) 
«Vivimos la hora histórica en que se aflojan los límites de esos dominios donde, hace todavía cuarenta o cincuenta años, arraigaba la fidelidad. Se agranda el espacio en que existe el hombre. Ya el joven aprende hoy a pensar en partes de la tierra, e incluso de forma global. Ya siente que si algo ocurre en su ciudad, eso repercute en todas las ciudades: que lo que afecta a su país interesa a todos los países. Sabe que ya no hay zonas en blanco en el mapa del mundo. Dónde percibe esa referencia planetaria es cuestión de su situación vital: en la ciencia o en la técnica, en el arte o en la política o en la economía; pero, donde sea, percibe la llamada a la anchura de la tierra, y, si está despierto, también siente responsabilidad por ella».
ROMANO GUARDINI, Europa: realidad y tarea. Discurso en la recepción del Premio Erasmo. Bruselas, 28 de abril de 1962. Ediciones Cristiandad, Madrid, 1981.

El cristiano y la angustia

Tomada de lo que fue la cita del día del pasado 26 de octubre este es el artículo para el día de hoy (que no la cita del día para el día de hoy, atentos: mirad en la parte superior del blog). Bueno, allá vamos...

martes, 26 de octubre de 2010

What's wrong with the world

What's wrong with the world?
Se puede comentar el siguiente texto con total libertad o bien aportar otras citas que el lector crea en consonancia con las palabras traídas al caso. Aquí va el texto de hoy, del genial Chesterton:

martes, 19 de octubre de 2010

G. K. Chesterton: Por qué me convertí al catolicismo

G.K. Chesterton 1874-1935
Dejo aquí una breve reseña en la que el gran apologeta laico G.K. Chesterton (*) responde personalmente a la pregunta por qué me convertí al catolicismo:

jueves, 7 de octubre de 2010

El porno también evangeliza (II): una respuesta

Como al subir el enlace del anterior artículo a la página de noticias menéame, titulado El porno también evangeliza: una anécdota, he recibido ciertas críticas en la página citada, así como un comentario crítico en el artículo anterior, que lo calificaba más o menos de argumentación sin sentido, creo que es mi deber dar una breve respuesta.