jueves, 16 de diciembre de 2010

Camino neocatecumenal en Japón (2)

Pope meets with Japanese bishops to discuss Neocatechumenal Way
By Carol Glatz
El Papa se reúne con obispos japoneses para hablar acerca del Camino Neocatecumenal
Por Carol Glatz
Traduzco el artículo, fuente original en: Catholic News Service (CNS), Dec-14-2010.

Imagen de Takamatsu,
capital de la prefectura de Kawaga, Japón
CIUDAD DEL VATICANO (CNS) – Obispos japoneses, incluido el Presidente de la Conferencia Episcopal Japonesa, se reunieron con el Papa Benedicto XVI y con altos cargos vaticanos para debater acerca del Camino Neocatecumenal.
La reunión del 13 de diciembre con cuatro obispos japoneses había sido convocada por el Papa Benedicto XVI, dijo el Presidente de la Conferencia Episcopal Japonesa, el arzobispo de Osaka Leo Jun Ikenaga.
Ikenaga declaró a Catholic News Service que la reunión, que duró casi dos horas, incluyó al Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Tarsicio Bertone, y a “otros tantos cardenales”. Si bien el Arzobispo no se pronunció acerca de la sustancia del encuentro, afirmó que los obispos habrían de tener en adelante más debates tanto con el Vaticano como con el co-fundador del camino Neocatecumenal, Kiko Argüello. Los obispos japoneses “han de elaborar un plan para actuar”, afirmó, añadiendo: “Hemos de proceder con cautela”.

La reunión ha llegado más de un año después de que el seminario Redemptoris Mater de Takamatsu, del Camino Neocatecumenal, fuese clausurado.

El obispo de Takamatsu, Francis Osamu Mizobe y el consejo pastoral diocesano quisieron clausurar el seminario debido a que les preocupaba que la actividad de los miembros del Camino estuviera dañando la unidad de la pequeña comunidad católica de Japón.
El Vaticano llevó a cabo una investigación en 2007, y en 2008 el Cardenal Bertone publicó una carta en la que se anunciaba que el seminario sería clausurado, y que tanto muchos de los seminaristas como la  facultad  serían trasladados al seminario Redemptoris Mater de Roma.
Según una publicación de abril de 2009, hecha en la página web de los obispos japoneses, el Camino Neocatecumenal estaba en desacuerdo con el cierre del seminario. Las preocupaciones de los obispos para con el Camino y su seminario eran tan fuertes que viajaron a Roma en dos ocasiones a comienzos de 2008, justo después de su visita ad limina, efectuada en diciembre de 2007.
Se reunieron con dirigentes del Vaticano y con el Papa para tratar acerca de lo que el arzobispo Peter Takeo Okada, el entonces presidente de la Conferencia Episcopal, calificó de “serio problema”. “La poderosa actividad de los miembros del Camino, semejante a la de una secta, es divisora y crea confrontaciones. Ha causado lucha interna en la Iglesia, una aguda y dolorosa división”, afirmó Okada el 15 de diciembre de 2007, dirigiéndose al Papa durante la mencionada visita ad limina, realizada cada cinco años para dar cuenta del estado de las diócesis. El Arzobispo apeló al Papa pidiendo su ayuda, diciendo que su intervención “se necesitaba seriamente”.