miércoles, 6 de enero de 2010

Inicio de un blog

No sé qué futuro tendrá este blog que hoy comienzo. Quizá ni yo mismo tenga tiempo o fuerzas suficientes para dedicarme a escribir con la asiduidad requerida sobre teología, filosofía, arte y cine, sobre la inteligencia de la fe -motivo de este blog- y su mirada sobre cada una de estas realidades o, todavía más, sobre la existencia. Por si acaso, adelanto ya que a menudo se hallará, más que una escrupulosa sistematicidad, una cierta 'anarquía' en el tratamiento de los temas, pues escribiré del mismo modo en el que uno a veces piensa -a vuelapluma-, un poco de aquí, otro poco de allá.
Por otra parte, debo expresar agradecimiento a mi querido profesor Alfonso Pérez de Laborda (www.apl.name), quien en sus contagiantes Paralipómenos -y, por descontado, en sus clases inolvidables y otras obras- ha puesto la semilla para que me entrasen ganas de escribir y, por tanto, de pensar con agudeza.
Quizá es así como nos sucede a menudo: un libro o una página que leemos, una imagen captada en el metro, suscitan en nosotros una reflexión o una molestia, un deseo de decir decires, que eso es lo que somos.
Como justificante principal de esta tarea que hoy comienzo cuento con las ganas de contar lo que pienso como creyente de todo lo que me rodea y sucede. Esa es la misión: dar razón de nuestra esperanza (cf. 1Pe 3, 15).

1 comentario:

  1. Hay que razón en decir que muchos cristianos estan en los parametros de la individualidad, ya que en la parroquia que asisto algunos Domingos a la misa,en las homilias resulta bastante dificil no evadirme ya que no son,como decir para que se me entienda,tan llevadas al terreno de la vida y acontecimientos cotidianos. Yo creo que sea llegado a un punto que prefiere tener las misas dominicales llenas, y no incomodar al pueblo no sea que marchen a otra parroquia que sea mas de su agrado.(No es mas que mi mera opinión y segun lo siento. También estoy acostunbrado a escuchar homilias que alcanza este terreno de acontecimiento cotidiano de la vida, pero también decir que estoy agradecidisimo al Señor por tener una comunidad donde se da estas y muchisimas otras cosas que me ayudan a no tener los parametros individuales. GRACIAS SEÑOR)

    ResponderEliminar

Comentar es hacer reflexión, hacer reflexión es compartir una misma fe.